El compromiso de Wako con la conservación del cangrejo herradura


El compromiso de Wako con la conservación del cangrejo herraduraEl tratamiento ético de los cangrejos herradura es de máxima prioridad durante el desarrollo de reactivos de LAL (Lisado de Amebocitos de Limulus) de PYROSTAR™. Además de los numerosos pasos desarrollados para cuidar los cangrejos herradura mientras se encuentran en manos de nuestros equipos ecológico y técnico, Wako Chemicals USA, Inc. ha desarrollado y participa activamente en una gran cantidad de iniciativas de conservación proactiva y enérgica.

Wako Chemicals utiliza la sangre de estas criaturas de mar para fabricar los reactivos de LAL. Nuestros reactivos se utilizan por médicos profesionales en laboratorios de todo el mundo para la determinación específica de endotoxinas bacterianas Gram-negativas sin la interferencia de β-glucanos presentes. Los productos de LAL de WAKO se formulan para desarrollar tres tipos de ensayos de detección de endotoxinas, a saber: ensayo con coágulos de gel, ensayo cinético turbidimétrico (KTA) y ensayo cinético cromogénico (KCA).

Nuestro procedimiento para extraer la sangre de los cangrejos ha evolucionado para convertirse en lo menos invasivo posible. Los cangrejos son tratados por profesionales altamente capacitados en el medioambiente prístino y luego son devueltos a su hábitat natural dentro de las 48 horas para minimizar la interrupción de sus hábitos y rutinas.

El objetivo general es que los cangrejos se encuentren cómodos y que se minimice toda incomodidad o daño que exista durante el proceso de extracción. Los pescadores con años de experiencia recolectan los cangrejos con precaución y los trasladan a la instalación de sangrado de Wako. Durante el corto plazo que permanecen fuera del mar, los cangrejos son inspeccionados cuidadosa y detenidamente para garantizar que cada cangrejo se encuentre sano. Wako también se asegura de que los cangrejos no hayan sangrado con anterioridad, ya que cada cangrejo puede sangrar una sola vez por temporada con el fin de mantener su bienestar. Posteriormente, el proceso de sangrado se lleva a cabo por profesionales altamente capacitados y experimentados y, finalmente, los cangrejos son devueltos a su hábitat.

Recientemente, Wako Chemicals ha incrementado los esfuerzos de conservación de la especie al reunir varios grupos de conservación y organizaciones ecológicas de gran prestigio. Estos esfuerzos consideran también al Fondo de Conservación de Cangrejos Herradura (Horseshoe Crab Conservation Fund) que se compromete con la protección de estos cangrejos a largo plazo a través de proyectos comunitarios y programas de alcance educativo. Además, Wako trabaja junto con el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre (US Fish and Wildlife Service) de Estados Unidos en un programa de marcado y monitoreo de los cangrejos herradura para comprender mejor sus movimientos y estilos de vida y, de esta forma, establecer si los procesos biomédicos producen algún impacto sobre los cangrejos después del proceso de sangrado.